Visto para sentencia el juicio por la concentración antitaurina

Los dos acusados se enfrentan a penas de cárcel por presunto atentado contra la autoridad

14 de mayu de 2013 DE 2013 • Glayiu

Este mediodía quedó visto para sentencia el juicio contra los dos detenidos en la concentración antitaurina de agosto de 2012 en Xixón. Los acusados, un participante en la movilización animalista y un periodista de Diagonal Asturies, hacen frente a una petición fiscal de 18 meses de prisión por el cargo de atentado contra la autoridad.

Pedro M. y Elías F. fueron juzgados en dos sesiones, puesto que el martes pasado, día 7 de mayo, el proceso se interrumpió por un fallo técnico que impidió declarar por videoconferencia al policía que arrestó al primero de ellos, periodista del medio de actualidad crítica Diagonal Asturies. Al reanudarse hoy el juicio el agente de la Unidad de Intervención Policial que en aquella jornada ejercía de jefe de subgrupo de dos dotaciones policiales antidisturbios, explicó cómo, según él, se había producido la detención de Pedro M. Según el agente, el periodista se avalanzó sobre él, sujentándole la porra con una mano y haciéndole presa en el cuello con la otra, lo que le originó las contusiones en el cuello y la rotura de la camisa que el funcionario dijo haber sufrido. También afirmó que otros agentes le habían comunicado que la primera detención, la de Elías F., había sido "limpia", es decir, que ningún agente había resultado afectado por la acción. No así el detenido, que como consecuencia de su detención resultó con traumatismo craneoencefálico.
Cuando le tocó el turno a la defensa de los detenidos, el letrado Adrián Álvarez afirmó que quedaba "probado que los testimonios de los agentes de Policía no se ajustan a la verdad" como, según él, se puede deducir de contemplar las pruebas documentales, En los siete videos presentados ante el tribunal, no parece, efectivamente, que Elías F., se resista, "con puñetazos y patadas" a ser detenido por dos agentes, "no por uno, como ha testificado el jefe de la UIP", afirma Álvarez. Según su declaración final, "Elías echó a correr presa de un pánico instintivo cuando los dos agentes pretendían detenerlo". Tampoco se aprecia en las pruebas documentales que Pedro M. "agreda al agente que posteriormente lo detendría, sino que lo que hace es interponerse entre éste y su compañera sentimental y fotógrafa de Diagonal Asturies, para evitar que el policía la agreda, llevándose el detenido el golpe de la porra del agente".
La acusación pública, por su parte, se reafirmó en la petición de culpabilidad para los dos detenidos, pidiendo año y medio de prisión para Elías, y año y medio de prisión, más una multa de 720€ para el periodista de Diagonal Asturies.