‘Ventanielles’ amanece empapelado contra la precariedad laboral

9 de xineru de 2014 DE 2014 • Glayiu

El barrio uviéin amanece empapelado. "Todo el mundo necesita cobrar un sueldo para poder subsistir, y de eso se aprovechan, de la necesidad de las personas de llevar un sueldo a casa aunque sea mínimo bien sea para subsistir o para lograrse un futuro, a ellas mismas o a sus familias. Futuro incierto e impredecible, pero fructífero si se pone empeño.
La humillación sufrida por todas estas condiciones laborales han llevado a que se realice esta acción, para que no se olviden de que somos obreras y que como tales, merecemos un respeto."

Carta de una de las trabajadoras afectadas:

Con la presente quisiera explicar por qué el barrio de Ventanielles de Oviedo ha amanecido completamente empapelado con un llamamiento a los vecinos al cese del consumo en la cafetería PKII (C/Joaquín Blume, 7): Hoy, 9 de Enero de 2014, ‘Ventanielles’ ha amanecido empapelado de carteles que reflejan la precariedad con la que vivimos los jóvenes en el mundo laboral actualmente. El objetivo de la acción es hacer posible, que el barrio (de naturaleza obrera) sea consciente que con sus consumiciones en la cafetería ‘PKII’ está fomentando la precariedad de las jóvenes (todas mujeres) que trabajan en dicho establecimiento. Por una parte, el salario de una ’media jornada’ (media jornada de 40 horas semanales) es remunerado con la cantidad de 600 euros al mes, con pagas extras incluidas. Haciendo cuentas apenas salen unos 3 euros a la hora. También hay que tener en cuenta la nocturnidad, nocturnidad que el convenio colectivo de hostelería reformado en el año 2013 en su artículo 29 establece que: Las horas trabajadas durante el período comprendido entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana, corresponderán al horario nocturno con la correspondiente retribución que establece el convenio colectivo. Me gustaría aclarar que en esta cafetería siempre hay una trabajadora dentro, se encuentre abierto o cerrado al público, y las horas nocturnas se mal-pagan al mismo precio que las trabajadas durante el día. Así mismo, la dirección de la empresa atribuye el concepto de ’flexibilidad horaria’ al de ’mañana te digo cuándo trabajas pasado’. Sin importarles lo más mínimo la vida personal que tengan las trabajadoras, que tienen vida más allá de Joaquín Blume, que tienen familia, que estudian o que simplemente les apetece organizar su tiempo (el poco que les queda en el día). Imagínense, si la media jornada corresponde a la jornada completa legalmente establecida, cómo será la jornada completa y la vida que les puede quedar a las personas, porque no nos podemos olvidar que son personas las que trabajan y han trabajado en la cafetería. Probablemente sea un error aceptar unas condiciones laborales tan pésimas y tan poco ajustadas a la legalidad de la normativa laboral en Asturias, pero no nos podemos olvidar de la presión social que subyace en nuestro entorno, nos bombardean con que ’la cosa está mal’, y nos conformamos con un ’por lo menos tengo trabajo’. Pero la realidad no es esa, la realidad es que los empresarios nunca han vivido tan bien como con la crisis, saben que seremos puntuales, que no faltaremos al trabajo y que cualquier tipo de proposición y de condición la vamos a aceptar, porque tenemos que estar agradecidas de que ’nos dan de comer’. “Todo el mundo necesita cobrar un sueldo para poder subsistir, y de eso se aprovechan, de la necesidad de las personas de llevar un sueldo a casa aunque sea mínimo bien sea para subsistir o para lograrse un futuro, a ellas mismas o a sus familias. Futuro incierto e impredecible, pero fructífero si se pone empeño. La humillación sufrida por todas estas condiciones laborales han llevado a que se realice esta acción, para que no se olviden de que somos obreras y que como tales, merecemos un respeto.” Con esto me despido y que cada cual llegue a sus propias conclusiones.