Un mandu de la Guardia Civil imputáu pola incursión na Pola L.lena durante la pasada fuelga minera

Una menor resultó mancada na so casa al recibir un pelotazu de goma

4 de marzu de 2013 DE 2013 • Glayiu

El xulgáu númberu 2 de La Pola L.lena llamará a declarar como imputáu al mandu de les unidaes d’acción rápida de la Guardia Civil qu’entraron na villa minera faciendo usu de material antidisturbios en plenu cascu urbanu na nueche del 5 al 6 de xunetu. De resultes d’ello una neña de 6 años resultó mancada de gravedá nel rostru al recibir l’impactu d’una pelota de goma y cortes producíos polos cristales de la ventana de la so habitación rotos pola pelota.
La tenacidá de los pas de la menor mancada pol impactu d’una pelota de goma de la Guardia Civil na Pola L.lena sentará nel banquín de los acusaos al mandu de la Benemérita que llideró la incursión de les unidaes al so mandu nel centru de la villa aquella nueche. El 5 xunetu, como fue vezu durante les siete selmanes que duro la movilización minera, hubo un corte de la autovía A-66 con material incendiariu, siguíu d’un llargu enfrentamientu ente los trabayadores en conflictu y les fuerces de la Guardia Civil qu’aportaron al llugar. Pasaes les hores y alrodiu la medianueche, los grupos de mineros retiraronse del monte. Fue entós cuando les unidaes d’antidisturbios de la Guardia Civil, grupos de reserva trayíos de Sevilla, entraron nel cascu urbanu de La Pola L.lena aventando botes de fumu y pelotes de goma escontra la mocedá polesa que hasta entós, acolumbraba los enfrentamientos ente fuelguistes y guardies civiles, y que de secute, garró’l relevu de los mineros pa pasar a facer frente a la incursión nel so pueble de los antidisturbios.
Como consecuencia d’esta incursión una neña que d’aquella tenía 5 años, resultó mancada de gravedá por impactu d’una pelota de goma qu’entró na so habitación rompiendo los cristales de la ventana. Poro, amás de los traumatismos que-y causaron la pelota, la rapacina resultó cortada na cara polos cristales que-y cayeron encima.
Ayeri un xulgáu de polesu atalantaba imputable l’actuación de les unidaes antidisturbios de la Guardia Civil y citaba a declarar como imputáu pal prósimu día 14 al teniente al mandu aquella xornada. Al día siguiente de los fechos Delegación de Gobiernu n’Asturies emitió una nota de prensa na que afirmaba que «la pelota que causó la fractura de la ventana y lesiones a la niña, de las habitualmente empleadas por las unidades antidisturbios, presenta marcas que hacen presuponer que pudo ser recuperada y reutilizada por los alborotadores lanzándola con algún artefacto artesanal como ya han hecho en desórdenes anteriores durante este conflicto». Sicasí, la familia siempre tuvo claro quién disparó la pelota de goma, y la so determinación ye la que sentará como imputáu al mandu de la Guardia Civil.