Tremols y Peláez, S.L. intenta eludir sus responsabilidades con los trabajadores

21 de xineru de 2014 DE 2014 • Glayiu

La empresa de maderas y pinturas, entró en concurso de acreedores, después de haber procedido el 5 de diciembre de 2013 a despedir a 8 de sus 19 trabajadores, adeudándoles las dos ultimas nominas, la paga extra de diciembre y la indemnización por despido objetivo.

Preetende un inminente cierre de la empresa desviando bienes de la misma a una nueva razón social.

De los 8 trabajadores despedidos 6 de ellos habían presentado las oportunas demandas de despido, por considerar que dichos despidos eran improcedentes, ya que entendían que la empresa ocultaba la verdadera contabilidad real de la empresa, la cual siendo cierto que ha tenido una disminución de mercado, tenía aún beneficios reales, según los mismos, así como liquidez para poner a disposición de los trabajadores dichas indemnizaciones lo cual aún no hizo. Tres de dichos despidos fueron declarados improcedentes por los Juzgados de lo Social Nº 2 y 4 de Gijón, ya antes de verano. Otros tres de ellos, por el contrario, fueron declarados procedentes en sentencias del Juzgado de lo Social Nº 1 de Gijón. Pero en el mes de diciembre la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha dictado sentencias por la cual revoca las sentencias delSocial Nº 1 de Gijón, y da la razón a los planteamientos de los trabajadores, declarando que no se dan las circunstancias económicas que avalasen dichos despidos.

Una vez reincorporados a la empresa los 3 primeros trabajadores readmitidos fueron de nuevo mandados a un ERE hasta 31 de Julio de 2014. Los trabajadores a los que ahora se les ha dado la razón en vez de ser readmitidos en el plazo legalmente establecido, de 10 días, se les ha citado a reincorporarse a su puesto de trabajo el 3 de Febrero de 2014. Pero a la par la empresa, en vez de negociar con los trabajadores dicha reincorporación y el pago de las cantidades adeudadas, ha comenzado a hacer maniobras tendentes, a juicio de los trabajadores, a hacer de imposible cumplimiento dichas resoluciones judiciales.

Los trabajadores han tenido conocimiento de que la empresa concursada esta procediendo a cerrar todos sus centros comerciales, empezando por el de Llanes y uno en Oviedo, con nuevos despidos, y procediendo a sacar de los mismos tanto mercaderías como otros elementos, que pertenecen al inventario de bienes que obra presentado en el Juzgado Mercantil, con el objeto de cerrar la empresa antes de fin de mes, según fuentes extraoficiales de la misma. Los mismos también han tenido conocimiento que la mayor parte de dichos bienes, en particular las mercaderías, se están llevando a un local sito en Gijón, Calle Cienfuegos Nº 50-52, donde se esta abriendo un nuevo centro empresarial-comercial, con idéntico objeto social, a nombre de otra empresa llamada TRATAMIENTOS Y PINTURAS S.L. Los trabajadores han puesto en conocimiento del Juez del Mercantil de Gijón y del Administrador Concursal, a través uno de sus abogados, Rafael Velasco Rodriguez, dichos hechos, con el objeto de que se tomen las medidas adecuadas para impedir lo que ellos consideran un intento de burlar las resoluciones judiciales, de dañar a los acreedores y de eludir las responsabilidades que a la empresa le correspondan. En un futuro los trabajadores, si continúan estas actuaciones, no descartan el ejercicio de acciones penales frente a los responsables de lo que ellos consideran un desfalco en perjuicio de los acreedores.

TRABAJADORES/AS DESPEDIDOS/AS DE TREMOLS Y PELAEZ S.L.