Reforma educativa y llingua asturiana: l’asaltu final

24 de avientu de 2012 DE 2012 • Faustino Zapico

Ente les munches crítiques que puén facese del anteproyectu de la nueva Llei Orgánica pa la Meyora de la Calidá Educativa (LOMCE), que d’equí a poco vamos desplicar nun artículu más estensu, hai un aspectu, el de la cuestión llingüística, que tien especial importancia p’Asturies.
Por desgracia, paez que’l debate de la LOMCE, con toles gravísimes agresiones que contién pa la escuela pública, ta centrándose na cuestión de cómo queda la llingua catalana nel nuevu diseñu llegal.

(...) la propia calidá de la enseñanza y la dignidá de los sos trabayadores. Como yá ye persabío, el gobiernu catalán refuga dafechu la LOMCE nesi aspectu (nos otros non, porque coinciden básicamente cola so visión privatizadora y reaccionaria) y amenaza cola insubmisión, yá que supondría un torpedu a la llinia de flotación del procesu d’inmersión llingüística que vive esta comunidá dende hai trenta años. Pasa igual na Comunidá Autónoma Vasca y, con menos contundencia pero tamién con resquemor, nes demás comunidaes con llingua cooficial: Galicia, Navarra, País Valencianu y Baleares, que tamién ven peligrar la so política d’inmersión llingüística. Pero n’Asturies, onde la política llingüística en cuenta d’inmersión pasa namás per chiscar un poco, les consecuencies del diseñu llegal que mos vien serín directamente catastrófiques.

L’actual anteproyectu (versión del 3 d’avientu de 2012, con añadíos del día 4), afitaría tanto na escuela primaria como na ESO y el Bachilleratu trés tipos de materies: “troncales”, “específiques” y “d’especialidá”. Les “troncales”, con unos conteníos diseñaos n’esclusiva pol gobiernu central (Ciencies Naturales, Ciencies Sociales, Matemátiques, Llingua Castellana y Primera Llingua Estranxera) tienen qu’ocupar como mínimo un 50% de les hores llectives totales (na práctica munches más). Les “específiques” serín dos, obligatories de garrar: Educación Física y Relixón (o la so alternativa, agora llamada “Valores Culturales y Sociales” en Primaria y “Valores Éticos” na ESO). Tamién entrarín nesti bloque otru grupu d’asignatures, nel casu de Primaria dos pa escoyer una (Educación Artística y 2ª Llingua Estranxera), y nel casu de la ESO (de 1º a 3º), elexirín ente una y tres d’ente seis (Cultura Clásica, Educación Plástica y Visual, Música, Tecnoloxía, 2ª Llingua Estranxera o Iniciación a l’Actividá Emprendedora y Empresarial). Quedarín depués les asignatures del tercer bloque, les “d’especialidá”, que serín, nel casu de les comunidaes con otra llingua cooficial, esa mesma llingua y, como muncho, otra más diseñada pola conseyería d’Educación correspondiente. En 4º de la ESO, anque la configuración prevista del cursu ye más enguedeyada, siguen los tres bloques. En Bachilleratu, tamién.

¿Ú’l güecu pal asturianu? Lo lóxico sería suponer que nesi tercer grupu, pero como la llingua tien de ser voluntaria y hai qu’ufrila a escoyer ente otra, y nesi tercer grupu nun taría, por ser namás una, entós habría que metela nel grupu segundu, el de les específiques, pero resulta qu’esi grupu ta zarráu: son les asignatures que pon l’anteproyectu, nin más nin menos ¿Ú’l güecu entós pal asturianu, repetimos? En nengún sitiu. El güecu ye ceru. Y equí nun val poner como escudu la Llei d’Usu, porque una llei orgánica d’ámbitu estatal ye de rangu superior al d’una de rangu autonómicu.

Conclusión: l’únicu marcu posible pa que la llingua asturiana y el gallegoasturianu sigan tando presentes nel sistema educativu ye la oficialidá de les mesmes, pa poder agospiase al “bloque segundu” de materies. La precariedá llegal que vien padeciendo la llingua asturiana per más trenta años d’autonomía podría acabase, bien perriba bien perbaxo: o la reconocencia definitiva como llingua oficial d’Asturies, con toles consecuencies qu’eso implica pal sistema educativu, o la so anulación definitiva nel mesmu.

Ye la hora de la unidá. Esta ye una más de les munches razones poles qu’hai que baltar esta llei indigna, pero tien una importancia simbólica que va acuyá de la propia comunidá educativa. El llamáu a la movilización tresciende asina a esta y tien de llegar a la sociedá asturiana entera. Hai que salir a la cai, con más fuercia que nunca, a dar la cara, anque namás seya por dignidá individual y colectiva.