La marea negra de funcionarios cumple un año

Despiden hoy viernes la temporada de protestas contra los recortes en sus condiciones laborales

7 de xunu de 2013 DE 2013 • Glayiu

La marea negra que organizaron los funcionarios contra los recortes en sus condiciones laborales cumple ahora un año de existencia. Hoy viernes dan por terminada la temporada de cincuenta semanas de movilizaciones en la Plaza del Carmen de Xixón. "Nuestra lucha es justa. Combatimos unas políticas antisociales, rechazamos a unos políticos privilegiados".

Se cumple ahora un año desde que un grupo de empleadas y empleados públicos
decidió vestirse de negro los viernes y plantarse ante su centro de trabajo
para, de forma simbólica, manifestar su oposición a las medidas de recorte
que impuso el Gobierno Central contra los servicios públicos y contra
quienes trabajamos en ellos. Con esta acción, se unían a la Marea Negra que
mantuvo una fuerte presencia de miles de empleadas y empleados públicos en
todo el Estado, indignados por lo injusto de unos recortes que atentan
contra nuestros derechos y que buscan destruir los servicios públicos.

Aquella llama que se prendió en junio de 2012 se ha logrado mantener contra
viento y marea durante un año, durante 50 semanas, las que llevamos
saliendo a la calle, manifestándonos para hacer ver a quienes nos dirigen,
en España y en Asturias, que no nos resignamos a aceptar la injusticia
como inevitable, pero también para hacer llegar a la sociedad nuestra
protesta, nuestra lucha, que es la misma que la del resto de los
trabajadores y trabajadoras, la misma que la del resto de los ciudadanos y
ciudadanas, porque vemos pisoteados nuestros derechos, recortados nuestros
salarios, empobrecida nuestra vida, por unas medidas antipopulares
aplicadas por los gobiernos que se limitan a cumplir órdenes de quienes
realmente mandan en este país, los poderes financieros.

Nuestra lucha es justa. Combatimos unas políticas antisociales, rechazamos
a unos políticos privilegiados, denunciamos lo que de estafa tiene esta
crisis, repudiamos que se prime a los poderosos y se ataque a los débiles,
a los trabajadores, a los pensionistas, a la educación, la sanidad o los
servicios sociales. Nos negamos a aceptar una sociedad aún más clasista,
con más pobres, con menos recursos públicos, con millones de parados, con
un mercado laboral putrefacto en el que fuera de cualquier norma legal se
imponen jornadas y condiciones de trabajo leoninas a cambio de sueldos de
miseria.

Mañana pretendemos aprobar en asamblea un punto y seguido a las
movilizaciones para volver en septiembre con más fuerzas.

Somos Marea Negra. Los frutos de nuestra lucha llegarán porque formamos
parte de una fuerza imparable que ya está sembrada por todas partes.
Resistiremos.