La marea ciudadana n’Asturies el 23F

El 23F sintióse na nuestra tierra y en tol Estáu el glayíu de "Nun robamos, nun debemos, nun pagamos"

24 de febreru de 2013 DE 2013 • Glayiu


Crónica, audio de Radio Kras y semeyes del #23F n’Uviéu. [Semeyes de CSI Comunicación]

JPEG - 105 KB

Ayeri sábadu la confluencia de lluches de les diferentes marees de trabayadores xorreció nuna gran manifestación peles cais del centru d’Uviéu. Funcionarios, educadores de la enseñanza pública, de la xusticia, de la sanidá pública, trabayadores d’empreses en crisis, de la banca pública, paraos, pensionistes, estudiantes, el movimientu contra los desahucios, y persones de toa mena salieron a la cai pa "devolver el güelpe", como rezaba la convocatoria de la movilización. El movimientu de confluencia de lluches qu’entamó nel CSOA La Madreña hai yá varios meses cristalizó ayeri nuna movilización d’un volume asemeyáu al de les convocaes polos sindicatos mayoritarios n’Asturies. "A partir del día 24 habrá que ver cuál fue resultáu de la movilización. Pero hai el firme compromisu de siguir, porque sabemos que la llucha puede que seya llarga, pero ye xusta", diz Kike López, de la Asamblea de Trabajador@s Públic@s, entrevistáu nel programa ’Marabayu’, de Radio Kras.

Nun breve recorríu qu’entamaba na Plaza América d’Uviéu, dellos miles de persones ficieron frente al fríu siberianu de la tarde uvieína y caleyaron hasta’l Paséu Los Álamos, faciendo demostración de la so voluntá de "nun pagar esta crisis". Na víspera de la convocatoria, Kike López, voceru de la marea negra de trabayadores públicos, desplicaba con claridá cuáles yeren les motivaciones d’esta xornada de movilización a nivel estatal, tal y como se puede sentir na entrevista que-y ficieron nel programa Marabayu de la emisora llibre xixonesa Radio Kras. "Baxo la convocatoria de les llamaes ’marees ciudadanes’ se trata d’axuntar a tolos movimientos ciudadanos reivindicativos y sectoriales qu’esisten dende que se dieron les polítiques de recortes. La fecha nun ye al azar: nesti momentu pareznos que lo que ta dándose nel Estáu español ye un güelpe d’Estáu financieru. Nun son los tanques nin les armes lo que tán usando los poderes fácticos pa dar esti güelpe, sinon otro tip d’armes, igualmente crueles, como son la deuda y la prima de riesgo".

La marcha, que trescurrió ensin incidentes nin prevocaciones, taba encabezada por persones de les diferentes marees de trabayadores, caúna col so color identitariu: verde, de la Escuela pública, prietu, de los funcionarios, mariellu, de les biblioteques públiques, blanco, de los trabayadores de la sanidá pública, coloráu, de los paraos. Acompañábenlos una bayura de pancartes de particulares y d’organizaciones polítiques y sindicales que clamaben escontra les polítiques de rescate bancariu en perxuiciu de la ciudadanía, que sufre les consecuencies en forma de precarización de los servicios públicos y de les condiciones llaborales. Sicasí, les oficines de la FADE, delles sedes de partíos políticos, la Escuela de Mines de la Universidá d’Uviéu, les dependencies de El Corte Inglés y del Banco Santander sufrieron actos de denuncia por parte de los manifestantes.

DEUDA ILEfXÍTIMA, LA SO DEUDA. La banca española, amás d’arruinar a la población con hipoteques basoria, mediante la so ruinosa actividá especulativa, mentantu los sos directivos y conseyeros punsiéronse sueldos y retiros millonarios, atropó una delda privada 10 veces mayor que la delda pública del Estáu. A quien nun puede pagar su hipoteca, lu desahucien, pero a los bancos los rescaten saldando les sos deudes ya intereses que xeneren con préstamos del Bancu Central Européu; préstamos indirectos, a traviés d’otros bancos qu’imponen más intereses, y que se paguen con dinero público a costa de retayos y austeridá. Ye un atracu en toa regla, pero inda nun vimos a un solu banqueru na cárcel... Y a los pocos xulgados, indultólos el gobierno del PSOE. ¡Yá valió, nun ye la nuestra deuda, nun debemos nada, nun la pagamos, que la paguen ellos!

Pela so parte, la Coordinadora Anticapitalista fizo públicu un comunicáu tituláu "Democracia=dictadura del Capital", nel que criticaba duramente la convocatoria del 23F, anque llamaba a participar nella dientru d’un bloque anticapitalista:

En esta situación de crisis del sistema de producción capitalista, la clase dominante ahoga las condiciones de vida del proletariado, dejando a una parte en la miseria y la marginación, mientras que obliga a otra a aceptar condiciones cada día más sangrantes en su función de esclava asalariada. Nada tiene esto de novedad, pero debido a los años de su siniestro estado del bienestar, en el que algunos se tragaron la mentira de la clase media, del fin de las clases, del fin de la historia,.La protesta social se manifiesta mayoritariamente bajo el corsé de la ideología burguesa, se nos quiere hacer creer que esto es consecuencia de tal política, tal gobierno, tal sistema bipartidista, tal exceso, tal corruptela,. toma fuerza una ideología que parte de esos conceptos; el ciudadanismo, ideología que se basa en una reforma democrática del capitalismo, en proporcionarle un ilusorio rostro más humano, mediante la participación de los ciudadanos en la esfera política.

El comunicáu íntegru puede lleese equí.

L’actu de la marea ciudadana acabó nel Paséu Los Álamos, a l’altura la Plaza La Escandalera, onde los convocantes lleeron dellos manifiestos que llamaben a afondar na confluencia de les lluches sectoriales y a siguir resistiendo al ’güelpe d’estáu financieru’. Mención especial mereció la FADE y los empresarios asturianos, a los qu’acusaben de "corruptores". Se leyeron estractos de declaraciones de García Vigón y de Joan Rosell, y se prendió fuego a un muñeco de Joan Rosell, "para subir la temperatura de la respuesta y que compartiera lo quemados que estamos los trabajadores".

Los convocantes cifraron en 20.000 el númberu de participantes na marcha, lo que contrasta coles cifres de la prensa oficial, a la que nun-y paeció que los asistentes fueren más de 2000 nel meyor de los casos. Lo cierto ye que cuando entamó la llectura de los comunicaos finales, la cola de la manifestación inda taba a l’altura de El Corte Inglés na cai Uría.