La hostelería va dir a la fuelga por primera vez en treinta años

L’asamblea del sector rechazó les propuestes de la patronal "por ruines"

20 de avientu de 2012 DE 2012 • Glayiu

El sector de la hostelería va dir por primera vez a la fuelga na so historia reciente. Na tarde d’ayeri miércoles los sindicatos que negocien el conveniu llaboral del sector, CC.OO y UGT, convocaron una asamblea n’Uviéu pa informar del cursu de les negociaciones y apurrir la postura de los hosteleros a los trabayadores. Unos 250 empleaos de la hostelería rechazaron en conceyu y de forma unánime les propuestes de la patronal. Poro, la fuelga tendrá llugar tres díes, el 21 y 31 d’avientu, y el 6 de xineru.

El sector de la hostelería ye, quiciabes xunto al del comerciu, el que más precaridá y peores condiciones llaborales tien, con incumplimientos sistemáticos de les condiciones pactaes nel so conveniu. Dende hai 5 meses y a iniciativa de la patronal tan abiertes unes negociaciones pa llantar un nuevu marcu llaboral. "La patronal planteó unes condiciones que seríen como retroceder venti años nel sector" diz Daniel Suárez, delegáu de la Corriente Sindical d’Izquierda na estaya d’Hostelería. Depués d’entamar les negociaciones con un órdagu curiosu pela parte de la patronal, con retirada de la paga extra de Santa Marta y desregulación d’horarios ente otres midíes, nes últimes selmanes los empresarios rebaxaron daqué nes sos desixencies. Sicasí, la propuesta incluyía ente otres cuestiones una rebaxa del 40% del salariu al quedar de baxa por enfermedá común; xelar la paga de Santa Marta renegociable a los 3 años; una subida salarial del 0,2% pa 2013 y del 0,5% pal añu siguiente (el puntu de partida de los trabayadores taba nel más que moderau 0,5% añal).
Los trabayadores refugaron dafechu la contropropuesta de los grandes empresarios: "Nun sector nel que nun hai enfermedaes profesionales reconocíes y pocos accidentes de trabayu, lo más normal cuando garres una baxa ye que seya por enfermedá común. Lo que nun sector con salarios medios de 850€ yá te puedes imaxinar lo que significa", afirma Suárez.
La hostelería tien delles particularidaes representaes polos grandes grupos de servicios pela parte de la patronal, pero hai una mayoría de empreses de tamañu pequeñu y medianu nes que la plantilla ye mui reducida, y ehí ye onde más feble parez la defensa de les propuestes de los trabayadores: "Ente los trabayadores dase un alderique mui lícitu. Hai compañeros que dicen, ’Ye que como faiga fuelga el 21 van echame’; pero lo que tienen que pensar ye que como non la faigan, col nuevo panorama qu’acolumbramos, el que marca la reforma llaboral, van echate de toes maneres. El puestu de naide ta garantizáu anguaño. El que nun vaya a la fuelga por motivos económicos nun comprende que si para esi día dexaba de ganar 50€, pero que que mos quiten la paga de Santa Marta son 82€ al mes. Y con too ello díbemos pasar de tener un buen conveniu a tener unos de los piores del mercau llaboral", argumenta Daniel Suárez.
"La Corriente Sindical d’Izquierda plantea tamién que los pequeños empresarios de la hostelería han entender que nun son los nuestros enemigos, pero que tampoco nós somos los suyos. Los braeros enemigos son los bancos, les elléctriques, los especuladores que-yos afueguen colos alquileres de los locales, los ayuntamientos que los frayen a permisos y impuestos, pero contra too esto nunca puñen, namás contra l’eslabón más débil de la cadena. La gran patronal que ta negociando el conveniu del sector nun representa a los autónomos de la hostelería, son pseudomillonarios rentistes qu’esploten a los sus trabayadores", sentencia Suárez.
Pa mañana vienres, la CSI tien convocada una concentración delantre la sé de la Unión Hostelera de Xixón, na cai Magnus Blikstad, a les 11 de la mañana.