La FSA nun ye Maikel Nait

22 de payares de 2012 DE 2012 • Pablo X. Suárez

Constitúi un de los más insondables misterios de la restauración borbónica’l fechu de qu’a aquellos a los que más davezu se-yos enllena la boca de tópicos mediaticos como llibertá o democrácia nos falen dende’l so sillón privilexáu nel interior d’estructures xerárquiques y autoritaries onde l’ausencia d’ello rescampla a la vista de cualquiera. Esta constante repítese diariamente nesti requexín pequeñu del sur d’Europa que llamen Asturies, encarnada tanto nos ultras del PP como na FSA, sección provinciana del partíu de centru derecha en decadencia qu’angüaño nos gobierna, depués d’una curtia pero intensa revolución paisanista cafskiana. Reblincar pelos distintos peldaños que lleven a la cúpula xerárquica d’estos partíos nun ye más qu’un camín de servidumes, arrenuncios y mansu asentimientu. Y cuento que tampoco en llegando arriba los intrépidos corredores de fondu pueden tienen tiempu pa tar tranquilos: hai milenta pasos posibles en falsu y homólogos internos contrarios mui daos a la interna zancadiella, amás de xente del común incompresiblemente enfadada que taría dispuesto a arreventate la cara a la más mínima.

Tovía va unes selmanes, tando yo presente, media hora enantes de la guapa concentración increpatoria que s’entamó con motivu de los Premios de la Fundición, Fernando Lastra pasó per delantre’l Bar Campa, na Plaza’l Sol, y daquién glayó un ¡Fuera! que bien podía dir empobináu a cualquier de les vente o trenta persones presentes naquel momentu. Sicasí, d’ente tolos posibles, namás a Fernando Lastra-y dio por dar la vuelta y mirar. Lo dicho, ha tase siempre al tantu. Porque los xerárquicos nun molen, y la FSA nun mola. Y eso sábelo tanto Lastra como Fernández, Gutiérrez, Pérez y hasta Prado, si me pones. Dizlo too’l mundu. La FSA nun ye Maikel Nait, nin Miliki, nin Lorena Álvarez. Y ye tan evidente que la FSA nun ye Joy Division como que nun hai globos de colores na fiesta de cumpleaños de la FSA. Y naide va intentar morrear a la FSA a última hora nel bar, por mui alta y del tipu que la intoxicación sía. Porque la FSA nun mola, y habríamos de pregonalo. Nel parte d’un mundu xustu, habría dedicáse-y a esta verdá polo menos la metá del tiempu qu’anguaño ocupa la mierda de Mourinho o Messi. La FSA nun ye Maikel Nait: la FSA definitivamente nun mola.