La CNT sale a la calle por Suzuki

15 de xineru de 2013 DE 2013 • Glayiu

La confederación anarcosindicalista montará un puestu informativo el próximo jueves día 17 en el barrio xixonés de La Calzada para mostrar a la ciudadanía su parecer sobre dos conflictos laborales que se están dando en Asturies, Suzuki y Aguas de Langreo. "La fábrica de Suzuki de Xixón es rentable, produce y tiene carga de trabajo. Nada más la quieren cerrar para llevar la producción a Indonesia y que la empresa obtenga más beneficios" afirma Pedro Pablo Bazán, de CNT-Xixón.

La Confederación Nacional del Trabajo organizará un puesto informativo el próximo jueves día 17 delante del Ateneo de La Calzada, en Xixón, para acercar a la población la postura del sindicato sobre los conflictos laborales de Suzuki, Aguas de Langreo . "La fábrica de Suzuki en Xixón es una planta que produce, que tiene rentabilidad. El único problema es que si envias la producción a Indonesia las piezas salen todavía más baratas de lo que salen aquí. No tiene ningún sentido que cierre, más allá de aumentar el beneficio de la empresa. Mientras los sindicatos que tienen representación están negociando el dinero que se les va a dar a los trabajadores como indemnización por despido, por lo que se debería estar luchando es porque no se cierre la factoría. Porque además, Suzuki prepara una jugada: la planta de Xixón fabrica recambios para toda la península, y lo que van a hacer es montar otra empresa con otro nombre para que siga fabricando los recambios, contratando a gente nueva con unas condiciones peores de las que tienen la actual plantilla", dice Pedro Pablo Bazán, miembro de la federación local de CNT.
Otro conflicto laboral sobre el que los anarcosindicalistas quieren dar una versión alternativa a la oficial es el de la empresa mixta Aguas de Langreo, responsable del suministro y mantenimiento de la red hídrica del municipio asturiano, participada en un 51% por el Ayuntamiento y por CFC en el 49% restante. "A principios de diciembre el Ayuntamiento informó a los trabajadores, a través de la empresa, que en virtud del decreto de Rajoy, no iba a dar la paga extra de Navidad a la plantilla. Todo esto a pesar de que la empresa en sí es privada. Y en este caso no sólo nos tenemos que enfrentar a los propietarios, el Ayuntamiento, puesto a dedo por el SOMA-FIA-UGT, sino que también quien tenía que oponerse a este abuso, la UGT, que es quien tiene representación en el comité, dice que ’es lo que hay’. Los trabajadores ya hicieron varios actos de denuncia de esta situación e intentaron reunirse con la alcaldesa sin éxito".