Es preferible la violencia a la cobardía

22 de abril de 2013 DE 2013 • Rosario Hernández Catalán

ESCRACHE UNO: Gallardón, amigo, quieres hacer de mí una esclava del señor. Quieres que vuelva a servir, a limpiar en las casas de las señoras de tu poder, quieres que cuando una hija mía necesite abortar te limosnee el dinero, con felación de por medio, para poder pagarse el billete a Londres. Eso quieres, quieres revivir la España de Los Santos Inocentes. Quieres abuelas mendigando con nietos con síndrome de Down, que le limpien los zapatos a la señora, que le corran la perdiz al señor. Eso quieres.

ESCRACHE DOS: Los peores de la clase, los más inmorales e imbéciles, ingresan en las fuerzas de represión del Estado. Ayer en la tele una chavala decía muy orgullosa que quería ser policía y al preguntarle quién había matado a Abel no supo contestar. No sabía la historia de Caín y Abel. Una tipeja de 18 años. No de cinco. Se excusó diciendo que ella no tenía por qué saberlo porque no había nacido cuando tuvieron lugar los hechos. Quería ser policía. Sólo admiten a los peores en los cuerpos de represión. Qué buena falta nos hacía un ejército como el que en su día tuvo Portugal, o sin ir tan cerca, qué buena falta nos hacía un Chávez. Porque o viene un Chávez o vuelve un Franco. Me temo lo peor. Y en ese temor acaba una por ansiar un Chávez.

ESCRACHE TRES: Conozco gentes que ya están pasando hambre, en Asturies. Que coge praos para plantar algo y que se plantea tener gallinas pero que no tiene dinero ni para comprar esas gallinas.

ESCRACHE CUATRO: Muchos empresarios queréis llegar el lunes y tener a decenas de hombres mendigando un jornal y poder decirles a tres: "tú, tú y tú". Tres de sesenta, es vuestro sueño. Y pagarles si se tercia, si estáis de buenas porque vuestro equipo ha ganado la liga. Cobrarán un tantico más y no les faltará nunca el jornal a aquellos cuyas hermanas, hijas y mujeres cumplan con el derecho de pernada.

ESCRACHE CINCO: Queréis que toda la Naturaleza sea un queso gruyère lleno de agujeros en el que meter vuestra pelota de golf. Vuestra sed violadora no se sacia con las mujeres. El gas que sólo vosotros podréis consumir se sacará de centenares de chimeneas de fracking, que dejarán a la tierra sidosa y hepática. Pactaréis una y otra vez con las multinacionales transgénicas, que serán las nuevas Duquesas de Alba que dejarán todo el país sin el más mínimo propietario de tierra. Todo para Syngenta.Todo para Monsanto. Todo para Bayer. Todo para Dupont. Y acabaremos por añorar a la señora Cayetana, tan simpaticona ella. Id vendiendo ya las pocas tierras comunales que nos quedan, el poco agua... No os preocupéis, pocas personas pelearán y a quienes peleen siempre les quedará el agradable sabor de la tortura.

Somos mansos, desmemoriadas. Mataron a muchos de nuestros abuelos, raparon y violaron a muchas de nuestras abuelas, sufrieron hambre, exilios y vergüenzas. Provocaron una Guerra Civil, jodieron nuestro pasado bien jodido. Pero somos mansos, desmemoriadas. Yo ya casi tenía olvidado el exilio de mis abuelos, la huída, el miedo. El clima de imbecilidad y miseria con que luego se tuvieron que criar nuestros padres. Y una olvida, y la otra, y el otro... y es tanta la desmemoria, que cataplás. Aquí los tienes del nuevo, en pleno 2013 calentando motores porque deben de querer otra Guerra antes incluso de llegar al centenario del 2036. Sólo que ahora el pueblo no tiene armas. Nos dejaremos bombardear, aniquilar, violar, desmenuzar sin oponer tres años de resistencia. No se preocupen vuesas mercedes.

Señores fascistas, les auguro años deliciosos, años en los que podrán gozar de ese juego suyo tan querido de la persecución al rojo, al maricón, a la feminista o la anarquista. Ese gozoso juego de contar cuánta gente del pueblo queda libre y contar cuántas balas guardan las recámaras del Estado. Os pronostico años de gozosa caza humana. Seréis felices, porque además, pese a no ser ya tan gallos como nuestros abuelos, todavía algunas y algunos os plantarán cara, y eso es lo que más os gusta: su puntito de resistencia en unos pocos, ¿verdad? para poder correros a borbotones en la cara de todo el pueblo. Gozaréis. Porque nos resistiremos, porque hasta el mismo Gandhi decía que es preferible la violencia a la cobardía.