El fiscal pide 4 años para el minero acusado de atacar el helicóptero de la Guardia Civil

15 de ochobre de 2012 DE 2012 • Glayiu

El ministerio público sostiene que cometió un delito de atentado al atacar a la aeronave de la Guardia Civil que sobrevolaba el lugar. El fiscal solicita que el acusado sea condenado al pago de las costas procesales e indemnzar a Fomento con 6.890 euros.

Compañeros del minero imputado lo tapan al salir del Juzgado de Grado. El ministerio público sostiene que el tinetense J. M. F. M. cometió un delito de atentado al atacar a la aeronave de la Guardia Civil que sobrevolaba el lugar.

La fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena de cuatro años y un día de prisión -uno por desórdenes públicos y tres por atentado- para un minero de Tineo acusado de lanzar voladores contra un helicóptero de la Guardia Civil, mientras formaba parte de un piquete que cortó la autovía Oviedo-La Espina, a la altura del concejo de Grado, el pasado 20 de junio. El acusado responde a las iniciales J. M. F. M. y tiene 41 años.

Se trata de la segunda petición de condena formalizada por la fiscalía asturiana por los disturbios desencadenados por el conflicto de la minería. A finales de septiembre, el ministerio público también presentó la solicitud de cuatro años de cárcel para un minero que fue detenido el 12 de junio en Lena en otra de las refriegas. Sin ir más lejos, esta misma semana la Audiencia Provincial decretó el ingreso en prisión bajo fianza, provisional y comunicada, para otros cinco mineros por su supuesta participación en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante el pasado mes de julio, en las inmediaciones del pozo Santiago (Aller).

El escrito de acusación provisional de la fiscalía, fechado en septiembre, ya ha sido presentado ante el Juzgado de instrucción número dos de Grado, que se encarga de la instrucción del procedimiento. La fiscalía sostiene que en la mañana del 20 de junio el acusado formaba parte de un piquete, compuesto por unas setenta personas, que colocó una barricada con neumáticos ardiendo para cortar la autovía A-63, a su paso por Grado, una acción que produjo «desperfectos en la vía por valor de 6.890 euros». Poco después acudieron al lugar agentes de la Guardia Civil con la finalidad de disolver el piquete y restaurar la circulación. En el transcurso de la intervención policial, el acusado, que se encontraba junto a otras dos personas no identificadas en un paso elevado que cruza la autovía, «lanzó varios artificios pirotécnicos (voladores) contra los agentes que estaban en la calzada, alguno de los cuales explotó en sus proximidades», recoge el escrito, que añade: «igualmente lanzó cuatro o cinco voladores contra un helicóptero de la Guardia Civil, debidamente identificado y que sobrevolaba el lugar».

El fiscal subraya también que uno de los voladores explotó «a cuatro o cinco metros de la aeronave», cuya tripulación «se vio obligada a efectuar un movimiento evasivo para evitar que la explosión afectase al aparato, especialmente a su rotor de cola, lo que podría haber causado una pérdida de efectividad de este mecanismo, con grave riesgo para la aeronave y sus tripulantes». Para efectuar el lanzamiento, el acusado y las personas que lo acompañaban utilizaron un tubo metálico de 143 centímetros de longitud, «con la finalidad de mejorar la puntería».

El fiscal solicita, además, que el acusado sea condenado al pago de las costas procesales y a que indemnice al Ministerio de Fomento con 6.890 euros por los desperfectos causados en la carretera a consecuencia de la barricada de neumáticos ardiendo.