Nestlé. Caso Luciano Romero

3 de xunu de 2013 DE 2013 • Glayiu

Luciano Romero, destacado dirigente de la central colombiana SINALTRAINAL, fue asesinado por paramilitares en Colombia. Se ha abierto una investigación para saber hasta dónde va la responsabilidad de la multinacional suiza Nestlé porque como lo dicen los autores del documental “numerosas son las sombras que existen, por ejemplo, la cooperación entre los responsables de la seguridad de Nestlé y las diferentes agencias de información estatales o privadas, también la cuestión de saber quién dio la orden de matar a Luciano Romero”.
Con el documental el programa quiere además que la gente reflexione si una
“multinacional como Nestlé debe ser más prudente en los países en donde ella
trabaja y en donde los derechos humanos son violados? y si consideran que “ella
tiene una responsabilidad hacia sus empleados sindicalistas y que ella debería
protegerlos mejor?
Hay que recordar también que la gran empresa transnacional de Vevey - muy
querida en el corazón de los suizos porque está presente en los primeros
alimentos infantiles, en las chocolatinas, el yogurt y el café- y sobre todo y de
manera principal porque “hace cien millones de volumen de negocios” y para mucho,
con su presencia en más de 80 países, es el símbolo de la excelencia y del poder
económico de la Suiza en el mundo.
Recuerdan lxos documentalistas que “el gigante de la industria de la alimentación,
con su apacible logo presentando pajaritos en el nido, tiene una cara oscura. En
ciertos países como Colombia o Filipinas, en los cuales los derechos humanos están
sistemáticamente violados, Nestlé es un gigante económico. Y cuando la Nestlé
entra en litigios sindicales con sus empleados, sus maneras están mucho menos
corteses que en Suiza, por haber defendido sus derechos, hasta la huelga. En un
contexto de violencia inaudita, varios sindicalistas de la Nestlé han sido
puramente y sencillamente asesinados afirman los autores.
Precisando que “por supuesto, nada indica que la transnacional haya directamente
comanditado el asesinato de seres humanos recuerdan en este documental titulado
“Contra la Nestlé, hasta la muerte” que la multinacional está demandada
penalmente por homicidio por negligencia, en por lo menos uno de los casos.
En este caso los testimonios de la familia de Luciano, de los directivos de la
empresa, de reconocidos abogados y activistas sociales que llevan el caso y son
solidarios con las víctimas de los despropósitos de las multinacionales y con
representantes de los sindicatos directamente afectados se profundiza en la
investigación y hace que surjan muchas preguntas y elementos de reflexión sobre
los cambios a realizar para que la justicia contra las multinacionales se
universalice y traspase los marcos nacionales evitando que casos delicados queden
en la impunidad .
La Nestlé, como lo muestra el documental, es investigada por “homicidio
involuntario por negligencia”. Esta acusación extremadamente grave es sostenida
por un colectivo de abogados basado en Berlín y especializado en la defensa de los
derechos humanos. A la cabeza del mismo está Wolfang Kaleck. El abogado, que
abriera un proceso contra el Ministro de la Defensa americano Donald Rumsfeld en
el caso de las torturas en Irak, considera que “el caso de la muerte de Luciano
Romero es ejemplar y debería hacer jurisprudencia”. Sentando en el banquillo de
los acusados a Nestlé y 5 de sus cuadros entre ellos el emblemático Peter Brabeck,
patrón de la potente multinacional en el momento de los hechos Wolfang Kaleck dice
que como Nestlé es una de las empresas más importantes de Europa se siente
intocable. Afirma el abogado que en su arrogancia ellos (la Nestlé) no se han dado
cuenta que “en los últimos 10 o 20 años hay una evolución en el dominio de los
derechos humanos, así como en el dominio jurídico, que exige de ellos algo más
porque que no basta con bonitas conferencias o hablar de los derechos humanos en
los sitios de internet. Para el jurista y el equipo que lo acompaña es “necesario
que la multinacional actúe porque desde hace años los empleados y en particular
los sindicalistas son amenazados porque es claro que algo va a pasar: Nosotros
dicen esperamos hoy también que la opinión pública suiza llegue a un punto en
donde se diga, OK. Hasta cierto punto podemos aceptar el comportamiento de las
empresas pero hay líneas rojas y esas líneas rojas se presentan cuando los hombres
mueren, cuando los hombres son asesinados, cuando las empresas están ligadas a
extremas violaciones de los derechos humanos como en Colombia.
Nestlé a través de Ricardo Cortes Monroy, el jefe del servicio jurídico de Nestlé
S.A que dirige 400 abogados en el mundo entero ha negado los hechos y afirma que
su principal preocupación es la seguridad de todos los empleados y que en ese
contexto una demanda como esa de la que se habla, ha provocado al interior de la
empresa mucha desilusión pero “sobre todo una gran sorpresa ante el calibre de
esas informaciones completamente infundadas”.
Hay que recordar que en Colombia los tribunales colombianos identificaron y
condenaron a los paramilitares autores directos del asesinato pero que cuando un
juez colombiano - Nirio Sánchez - abrió una investigación porque afirmó que no
era suficiente con señalar a los autores directos si no que era también necesario
determinar la responsabilidad de Nestlé fue amenazado y debió salir del país.
Como consecuencia de toda esta situación se ha abierto en Suiza un proceso contra
la Nestlé que está firmado también por un colombiano, Javier Correa, presidente de
Sinaltrainal, el sindicato del sector agroalimentario en Colombia, por en el que
Luciano Romero militaba también. Javier y Luciano eran amigos y compartieron años
de lucha en país más peligroso en el mundo para los sindicalistas. El año pasado,
26 muertos, 2 por mes, esto sin contar las desapariciones forzadas, torturas,
atentados, amenazas de muerte.
Stephan Sunner, quien sigue el dossier colombiano desde hace muchos años, que está
a la cabeza de la Asociación Suiza Colombia y es una de las personas fundadoras de
MultiWatch un colectivo de ONG que vigila el comportamiento de las multinacionales
suizas en diversos países recuerda que si las empresas suizas en Colombia
quieren hacer sus negocios en un país con tantos conflictos como ese, con
violaciones sistemáticas de los derechos humanos deben tener una prudencia enorme
cuando se hacen esos negocios.
Isabelle Ducret y Mauro Losa, autores del documental precisan que con “el clima de
violencia antisindical que reina en Colombia y en Filipinas rebelarse contra una
multinacional es asumir un riesgo, el riego de perder la vida y sobre el caso de
Luciano cierran mostrando los cuestionamientos que se hace la familia de Luciano
cuando de manera desgarradora dicen que “la vida de Luciano no se puede reparar, a
Luciano no se le puede revivir pero al menos que se sepa la verdad. Porqué lo
hicieron, porque esa es la incógnita mía, porqué se ensañaron así con él, porqué
acabaron con la vida de Luciano?

http://www.canalsolidario.org/noticia/7-anos-del-asesinato-de-luciano-romero/30370