Estudiantes bloquean la celebración del Consejo Social universitario

1u de febreru de 2013 DE 2013 • Glayiu

Decenas de estudiantes de la Universidad de Uviéu han impedido pacíficamente la reunión plenaria del Consejo Social universitario, según sus palabras, "para impedir el desahucio de nuestra Universidad". Video con las imágenes de la acción, y comunicado posterior a las críticas del Rector y demás equipo de gobiernos.

Decenas de estudiantes de la Universidad de Uviéu han impedido la normal realización del Consejo Social de la Universidad, según sus palabras, "para impedir el desahucio de nuestra Universidad". Frente la sede del Consejo Social las y los estudiantes han bloqueado las escaleras impidiendo a los plenarios del órgano llegar éste, al estilo del movimiento social que lucha contra los desahucios de viviendas de particulares.
Tras 30 minutos en los que los diferentes plenarios iban llegando a la sede del C.Social, las y los estudiantes les impedían el paso, el rectorado de la Universidad optó por celebrar la reunión en el edificio histórico de la institución. Los diferentes plenarios fueron escoltados por la seguridad de la institución académica y una vez dentro, todas las puertas del edificio histórico han permanecido cerradas así como la entrada al Registro general.
Durante dos horas permaneció bloqueado al paso el edificio histórico de la institución a toda persona que quisiera utilizar estas instalaciones, que recordamos, son públicas. Se llegó hasta el punto en el que los propios trabajadores de la Universidad no pueden incorporarse a sus puestos de trabajo, al encontrarse todas las puertas del edificio cerradas.
Desde las Asambleas de estudiantes destacaron que "este acto muestra cómo una institución pública como la Universidad de Uviéu, lejos de servir a la sociedad asturiana está subyugada a grandes empresas y financieros, cerrando completamente su edificio más representativo, el edificio histórico, para celebrar el Consejo Social. Nos impidieron a los estudiantes acceder a nuestras instalaciones, negaron el acceso a trabajadores de la Universidad, ninguna persona puede acceder a la instalación en un fatal acto que demuestra que la autonomía universitaria está robada, nuestra universidad está secuestrada por las grandes empresas y financieros más influyentes del territorio asturiano.
Así mismo, pedimos que el rector de nuestra universidad comparezca inmediatamente para explicar ante la sociedad asturiana este denostable acto".

[Video producido por Enkofrator]

Comunicado de las Asambleas de Estudiantes de la Universidad de Oviedo ante las declaraciones
criminalizando a las y los estudiantes y demás actuaciones del equipo rectoral

Ayer, las y los estudiantes, la comunidad universitaria y la sociedad en general fuimos testigos presenciales de cómo la universidad asturiana responde a los intereses privados de grandes empresas y financieras.
Ante unas decenas de estudiantes que bloquearon la aprobación del presupuesto universitario para 2013 el equipo rectoral decidió cerrar totalmente el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo durante más de 3 horas. El edificio más representativo de la institución asturiana permaneció inaccesible para toda la comunidad universitaria; profesores, trabajadores de administración y servicios y estudiantes se concentraban frente a las entradas del edificio sin entender cómo una institución pública como la mencionada permanecía en una suerte de "estado de sitio" con el fin de aprobar unos presupuestos que condenan a la misma a su desmantelamiento efectivo. Nos encontrábamos ante un verdadero secuestro de las personas que en ese momento se hallaban dentro del edificio y un bloqueo total a los que intentaban entrar para trabajar o hacer trámites.
Queremos recalcar algunas situaciones que, por sangrantes e inexplicables, hacen que los y las estudiantes allí concentradas así como gran parte de la comunidad universitaria, nos encontremos perplejos ante ellas.
Nos parece irracional la actitud del Secretario General de la Universidad, quien, segundos después de comenzar la concentración, pidió hasta en 2 ocasiones y de manera efusiva y agitada, que el Rector permitiera entrar a los antidisturbios de la Policía Nacional en las dependencias universitarias. Esto demuestra el "talante democrático" de un Secretario General que ante una concentración estudiantil escrupulosamente pacífica (como así demuestran las fotografías y vídeos del acto) opta, como primera medida, por el desalojo coercitivo de las y los estudiantes mediante el uso de las fuerzas públicas pretendiendo coartar, de este modo, la autonomía universitaria.
Son inexplicables, por radicalmente falsas, las informaciones en las que se afirma que el Rector fue zarandeado y que la concentración fue violenta; todos los documentos gráficos y audiovisuales que recogieron la concentración muestran que ésta se desarrollo en un ambiente distendido y que si se produjo algún momento de tensión fue por la actitud de algunos plenarios que incluso llegaron a empujar e insultar a las y los estudiantes ante la resistencia pasiva de éstos.
Por último, queremos remarcar el que para nosotras y nosotros es el acto más denostable tanto por lo que implica como por quién lo realiza: el Rector de la universidad asturiana calificó como poco democrática esta concentración estudiantil.
Señor Rector, poco democrático es encerrarse con las grandes fortunas del territorio para aprobar los presupuestos que desmantelan la universidad pública asturiana. La democracia no existe cuando en el Consejo Social más del 75% de sus miembros son designados y no elegidos, cuando ni si quiera el presidente del órgano se somete a un proceso electoral y son intereses ajenos a la universidad los que le designan; Poco democrático es designar a dedo a un representante estudiantil servil; Poco democrático es impedir la utilización de las instalaciones del Edificio Histórico a la comunidad universitaria y a la ciudadanía con el único fin de aprobar, a cualquier precio, unos presupuestos que se encuentran impugnados por realizarse incumpliendo todos los plazos que sus propios reglamentos, "tan democráticos", marcan, pero sobre todo, poco democrático es criminalizar a los estudiantes de la Universidad de Oviedo que luchan para que ésta no sea devorada por oligarcas, oportunistas y corruptos, llegando a amenazarlos públicamente con sanciones por defender una universidad pública para todas y todos.