Absueltos los nueve imputaos por facer un escrache a Carmen Rodríguez Maniega

1u de xunu de 2014 DE 2014 • Glayiu

Los fechos remontanse al 16 de marzu de 2013 cuando delles persones vinculaes a la PAH d’Asturies realizaron un escrache a la diputada nacional nel so trayectu dende la see de la Procuradoría Xeneral hasta la Xunta del Principáu.

“El día 16 de marzu de 2013 dientro de la campaña ILP o Escrache de la PAH pa concenciar a los diputaos del PP, con cuenta de que votaren a favor de la ILP pola Dación en Pagu, Arriendu Social y Paralización de los Desahucios, realizóse un escrache a la diputada del PP per Asturies Carmen Rodríguez Maniega. Dichu escrache realizar de forma pacífica, afechu en tou momentu al protocolu que la PAH ellaborara.

El día 25 de marzu Carmen Rodríguez Maniega interpunxo demanda contra nueve persones acusándoles d’insultos y amenaces. De los nueve imputaos, unu nin siquier taba presente. Na demanda solicitábense penes que podíen llegar hasta los cinco años de prisión. Sicasí, tres una primer declaración de los imputaos el 13 de payares de 2013, foi rebaxáu pola xuez a xuiciu de faltes.

En celebrándose el xuiciu’l día 5 de mayu de 2013, resuélvese con una sentencia absolutoria dictada pol Xulgáu d’Instrucción número 4 d’Uviéu, na que se da como fechu probáu lo que los imputaos siempres declararon:

- Que la esperaben na see de la Procuradoría.
- Que coriaben conseñes.
- Que portaben pancartes.
- Qu’a la salida siguiéronla.
- Que la esperó nes contornes de la cafetería na que s’introduxera.
- Que nun se produxo "altercáu dalgunu más allá de la protesta ciudadana que motivara la intervención policial, a pesar de la presencia d’axentes de policía na redoma del llugar onde se desenvolvieron los fechos"

Magar que ella siempres caltuvo que la faltamos y increpamos, nin la declaración de la denunciante, les declaraciones escrites de trés testigos y la declaración presencial d’otru testigu nel xuiciu, toos apurríos pola denunciante, demostraron la veracidá de la denuncia.
Por tanto, tal como reza la sentencia, les declaraciones y les pruebes son insuficientes pa conderganos y asina desvirtuar el principiu de presunción d’inocencia.

Con esto quedó demostráu, una vegada más, que les acciones de la PAH son pacífiques, que tán sofitaes pola llibertá d’espresión y que la serie de denuncies realizaes polos miembros del PP respondíen a un intentu coordináu de criminalizar a un colectivu que llucha por defender el derechu a la vivienda en particular y los derechos humanos polo xeneral.”